#Críticas y quejas, eliminar lo que envenena de la relación


A diferencia de las quejas (peticiones específicas de algún cambio), las críticas no sólamente no mejoran la convivencia, sino que inevitablemente la empeoran.

Autor: Felix Larriba Catalán


Las críticas hacia otra persona rara vez son constructivas


Mientras la acepción de crítica también hace referencia a la capacidad de analizar y juzgar de forma neutral, imparcial y desinteresada para extraer pros y contras sobre algo en cuestión, y si bien este significado en relación a los aspectos proposicionales puede ser relativamente factible, bien sea conforme a un juicio objetivo o subjetivo, como puede ser una crítica artística.

Este mismo significado de crítica se convierte en algo realmente muy difícil de aplicar, sino imposible en la práctica, cuando pretendemos adaptarlo como un juicio objetivo en el caso de aspectos para los que existen significados personales profundos en el camino, sobre todo a través de los recuerdos guardados en la memoria que han quedado codificados de forma implicacional.

“Los perros son agresivos”

Cuando una persona en el pasado se sintió o fué atacada por un perro, en ese momento quedaron registradas en su cuerpo y cerebro, una serie de acontecimientos, sensaciones y estímulos asociados a ese evento, imágenes como pueden ser, los rasgos definitorios de la categoría perro, las emoción de miedo y dolor,…, la sensación de que el perro es malo, peligroso, algo a evitar, u otros en función de la educación, la experiencia y naturaleza de cada persona.


Esto se almacena, en lo que se conoce en psicología cognitiva, como una codificación implicacional, le llamamos implicacional porque no nos es indiferente a nivel vital, y cuando vea, tenga cerca o alguien hable acerca de los perros, se van a despertar en mi interior recuerdos, memorias, sensaciones, emociones, en las distintas formas en las que esos aspectos de la memoria se han ido relacionando que, cuando los mismos estén presentes, difícilmente me van a permitir convertirme en un observador imparcial y neutro del fenómeno.

En psicoenergética se reconoce que la causa de toda emoción negativa, es un trastorno en el sistema energético del cuerpo, entendiendo el cuerpo como una unidad que integra todos nuestros procesos, tanto mentales como fisiológicos, neurológicos y psicológicos.

Nuestra pareja, puede dar lugar a nivel interno a una asociación de muchos significados posibles, y no sólo a través de las vivencias mutuas con las que hemos forjado nuestra historia como pareja, sino por la capacidad de activar por asociación otras experiencias del pasado alojadas en nuestra memoria energética ( siguiendo el léxico con el que nos estamos refiriendo), memorias que posiblemente poco tienen que ver racionalmente con la situación y persona, presentes en el momento actual, que a menudo son el origen de donde bebe nuestra crítica dirigida a la pareja.

Probablemente te haya quedado claro a través de tu experiencia vital que no existen las críticas constructivas, cuando se trata de emitir opiniones valorativas o calificativas sobre otra persona, las mismas están basadas en experiencias pasadas de las que a menudo no somos conscientes, y que normalmente se convierten en juicios de valor a nivel intelectivo, difícilmente neutros, cuando no en agresión emocional, sobre todo cuando se trata de la búsqueda exclusiva de contras, defectos o errores de forma parcial, sesgada e interesada.

A diferencia de las quejas (peticiones específicas de algún cambio), las críticas no mejoran la convivencia, sino que inevitablemente la empeoran.

¿Qué es lo que provoca que uno de los cónyuges se muestre crónicamente crítico?

Existen dos causas:


  • La primera es la falta de respuesta emocional por parte del otro cónyuge. Por ejemplo, si Pamela se queja una y otra vez porque Juan deja los periódicos en el suelo del cuarto de baño, y él no hace más que ignorar estas quejas, lo más probable es que ella acabe criticándole (acusándole de ser un insensible en lugar de recordarle con amabilidad que debe recoger los periódicos). Este cambio en la actitud de Pamela es comprensible,

“Pero será de poca ayuda para su matrimonio”


Puesto que sus críticas sólo lograrán que Juan responda todavía menos. La única forma de salir de este círculo vicioso es que los dos cambien, lo cual no es fácil. Hace falta coraje para ser menos crítico con un compañero que no responde, y hace falta coraje para acercarse a un compañero que siempre nos está criticando.

Pero ambos cambios son necesarios para salir de este círculo y a veces cuando la situación está muy enraizada, es necesario un intermediario competente y neutral, con la confianza suficiente para contribuir a la aceptación y la dinamización de dicho cambio.


  • La otra causa de críticas en el matrimonio es interna, lo que se conoce como el crítico interno, pensamientos irracionales o emociones atrapadas (término este último del modelo psicoenergético ) . Tienen que ver con las dudas sobre uno mismo que se desarrollan a lo largo de la vida, sobre todo durante la infancia. En otras palabras, comienzan siendo críticas con uno mismo, y están relacionadas con la construcción de la imagen sobre nuestra propia identidad. Aaron, nombre ficticio, no puede apreciar sus propios logros. Cuando tiene algún traspiés en su negocio, siente que él mismo no vale nada. Cuando su negocio marcha bien, Aaron no se permite sentirse orgulloso.

Una voz en su interior le dice que él no vale como persona. Aaron busca continuamente la aprobación de los demás, pero no puede aceptarla cuando la recibe. Reconocer estas voces que provienen de un crítico interno, que han quedado como testigo de otro tiempo en el que cumplieron su función de protección, es el primer paso para comprender el sentido que tuvieron en el pasado, pero lo más importante, posiblemente para darse cuenta que ya no son necesarias en la actualidad, y además lo dejan atrapado en un tiempo indefinido.

Es necesario reconocer estas voces en el propio interior, como un primer paso para establecer un discurso constructivo basado en la aceptación genuina de lo que cada quién es como ser humano, que conduzca a una auto valorización positiva, propia basada en aspectos reales, logros objetivos, a través de vínculos secundarios constructivos, no en mensajes anclados de otra época ya vivida.

Por otro lado, toda convivencia lleva inexorablemente aparejada dos tipos de conflictos, los que pueden ser resueltos (Típicos problemas resolubles: estrés y relaciones con la familia política) y los que no, ya que cada individuo tiene sus propias opiniones, personalidad y valores.

Por esto, no es de extrañar que incluso en los matrimonios felices, marido y mujer tengan que resolver diversos conflictos. Conocer a la pareja, así como el cariño y la admiración, junto con el cuidado de las necesidades emocionales del otro son buenos ingredientes para sobrellevar los conflictos que no pueden ser resueltos, dentro de las diferencias individuales que ineludiblemente existen en cualquier pareja.


En el artículo “Como contribuir a la salud en nuestra relación sentimental”, te proporcionamos algunos patrones de comportamiento, que quizás puedas considerar aplicar a tu relación.

La historia de Aaron y Courtney, se repite en el 85 por ciento de los matrimonios infelices. Si no sabemos valorarnos como personas, estaremos siempre buscando lo que está mal, tanto en nosotros mismos como en nuestra pareja (Gottman, 2018)⁠. Y una cosa es cierta:


Cualquier persona con la que nos casemos o relación que establezcamos, carecerá de ciertas cualidades. El problema surge cuando nos concentramos en aquello de lo que carece nuestra pareja y 	pasamos por alto lo que tiene de positiva.


Si crees que éste es tu caso, lo mejor que puedes hacer es trabajar para lograr aceptarte a ti mismo/a con todos tus defectos. Yo mismo soy muy consciente de lo importante que fue para mí perdonarme todas mis imperfecciones, y lo mucho que esto me hizo cambiar como esposo y como padre afirma John M. Gottman, profesor de psicología en la Universidad de Washington, experto galardonado por su contribución al estudio de la pareja y la familia.


Ver las cualidades positivas en los otros y obviar las negativas es un buen comienzo para dirigir nuestra atención a los aspectos, que pueden construir una valoración del otro como persona, a su vez de conducir un espacio más empático, y a una comunicación más auténtica.

Las expresiones de agradecimiento y alabanza son los antídotos al veneno de las críticas y el desdén”






Ejercicio agradecimiento cualidades posi
.
Download • 86KB



Alguna bibliografía consultada para el presente artículo:


Alemany, C. (2007). Manual práctico del focusing de Gendlin. Desclée de Brouwer.

Cayoun, B. A. (2014). mindfulness integrated CBT, principles and practice (Desclée de Brouwer (ed.); Bilioteca). John Wiley & sons limited.

Gottman, J. (2018). The Seven Principles for Making Marriage Work. Hachette UK.

Francine Shapiro. Emdr, manual de teoría, investigación y práctica de la terapia de reprocesamiento por movimiento ocular.



!! Regálame un like si te gustó,

y compártelo si crees puede ser de utilidad a tus amigos !!


Compartir

Como contribuir a la salud en nuestra relación sentimental

Nutrición: El ayuno intermitente

Crisis y pérdidas, podemos realmente sacar algún aprendizaje vital de las mismas

Que podemos aprender en una crisis de la terapia del trauma: Resilencia

Críticas y quejas, como eliminar lo que envenena de la relación

Felix Larriba Catalán

Psicólogo-Logoterapeuta, actualmente escribiendo

el libro Psicoenergética y Medicina China con

acupuntura laser, método de salud e intervención

FUENTE: www.psicologiaenergetica.net

366 visualizaciones
Suscríbete a nuestro boletín, Su correo electrónico NUNCA será compartido ni vendido y puede cancelar su suscripción fácilmente en cualquier momento.