La historia a de Kevin, andes peruanos 2021.


No es una historia cualquiera, para mí comienza un 28 de Enero de 2021, sin embargo volviendo la vista atrás a la historia de Kevin se origina en el momento de su nacimiento, el pasado enero de 2021 cumplió 6 años.


Historia, redacción y fotografía: Felix Larriba Catalán, fotos de Kevin, cedidas por David.


Es una historia que actualmente sigue viva, ya que Kevin es un niño de carne y hueso, vive actualmente en Marcapomacocha donde también nació, un pequeño pueblo a considerable altitud, a los pies del nevado de mishipanahuin de 5200 metros de altitud.


Esta pequeña población, Marcapomacocha se localiza en los Andes Peruanos en la provincia de Yauli, muy cerca de la frontera con el departamento de Lima. Su nombre es de origen quechua, pues en esta lengua la palabra "cocha" significa lago o laguna, Poma viene a representar pumas y marca viene de poblado.

Siguen existiendo los pumas en la región, si bien habitan ahora por las cumbres, y no se suelen acercar a las poblaciones donde habita el hombre. Sin embargo, cuentan los lugareños que antiguamente merodeaban la laguna, en la orilla donde actualmente está la población.



El puma en la cosmovisión andina representa al espacio temporal de aquí y ahora o Kay pacha. En lengua quechua, pacha significa, a la vez, tiempo y espacio, así de los tres planos en los que dividen el cosmos, el kay pacha representa el lugar donde habitamos los seres humanos en la vida en la tierra o mundo terrestre.

El día 27 de Enero de 2021, en Perú se anunciaron nuevas restricciones de aislamiento que comenzarían el domingo 30, de esa misma semana. El 28 temprano, antes de que comenzara el aislamiento, eufemismo de cuarentena, cargué mi auto con la mochila, algo de comida y ropa y me encaminé hacia lo que aquí llaman sierra, montañas por encima de cualquier altitud inimaginable en Europa, donde ya nieva sobre los 1000 metros, por estas latitudes lo hace por encima de los 4000.

Cuando llegué a la laguna de marcapamacocha, ya entrada la tarde, después de varias paradas fotográficas, atravesando varias lagunas de maravillosos colores, donde cielo y tierra se dán la mano.

Entre ellas la famosa conocida como los 7 colores, en días soleados claro “no tuve fortuna en esta ocasión” , y la cordillera de la viuda, ambos apus venerados por las gentes del lugar, paradas que sirven más bien de excusa para respirar, escuchar el silencio y contemplar la belleza de los maravillosos paisajes que se divisan por encima de los 4000 mts.

Marapamachocha está rodeado de alrededores de ensueño, pero con un frío tremendo, para que se hagan a la idea a las 6 de la tarde ya estábamos a 5 bajo cero.



En la entrada del pueblo conocí a Fiorella, una amable y entregada doctora que lleva destinada desde el pasado Julio de 2020 para hacer frente a los casos de pandemia. Después de una amigable charla en que me avisó de los numerosos casos de coronavirus, me orientó donde podía alojarme; parece que tuve suerte, el dueño del único establecimiento que alquila habitaciones acababa de llegar, no tardé en dirigirme al lugar siguiendo las instrucciones que me proporcionó Fiorella. De otra manera, tendría que forzosamente haber iniciado el descenso, puesto que no estaba preparado para soportar los más de 10 bajo cero que con facilidad se alcanzan en la madrugada.


Los niños, en su inocencia y curiosidad se acercaban y cuando les miraba se escondían, así un buen rato, hasta que finalmente tuvieron la confianza de aproximarse y hablar conmigo, asunto que me hizo enórmemente feliz.


Al anochecer coincidí, en el pasillo del establecimiento donde me alojé con David, el que luego supe era el novio de Fiorella y los únicos inquilinos del establecimiento hasta mi llegada, después de una charla cordial me avisó de que si me iba a duchar, que les avisará para apagar el calefactor, para evitar que saltara el diferencial eléctrico.


David de origen Francés, se trasladó a los Andes Peruanos, abandonando su confortable vida en la idílica Angers sobre la ribera del Maine, a pocos kilómetros del Loira, para acompañar a su pareja Fiorella el pasado octubre 2020, la doctora Fiorella que previamente había conocido en la entrada del pueblo. Viven en una pequeña habitación de unos calculo 13 metros cuadrados, donde se las han ingeniado para montar una pequeña cocina, sin embargo no oí ningún atisvo de queja por las circunstancias en las que estaban viviendo.



A pesar de sus limitados medios de comodidad me invitaron a cenar con ellos y compartir lo que humildemente tenían, invitación que me supo a gloria y acepté inmediatamente, aportando alguna pequeña vianda que portaba para el viaje, me alegré de haber traido unas lonchas de lomo ibérico que había introducido en la mochila por si acaso, nunca mejor ocasión para compartirlo. La cena fué sumamente agradable, las sencillas viandas resultaron sabrosas, en esta tan simpática compañía de esta pareja de jóvenes.



En la cena es donde oí hablar por primera vez de Kevin, después de algunas risas y amena conversación, donde pude descubrir una pareja de nobles sentimientos y valores sólidos, llegó el momento de la confianza, las preguntas un poco personales, y entre ellas le pregunté a David si no se aburría mientras Fiorella trabajaba durante todo el día, “ me respondió que no mucho, hacía la comida, ayudaba con la abundante burocracia de la administración Peruana, y proporcionaba terapia a Kevin


“ A Kevin pregunté, como así ? ”

David pensó cuando llegó, "como podría aportar en algo a la comunidad como fisioterapeuta"


Fiorella como médico conocía las necesidades de la población que atendía, le habló a David de una familia que vivían con unas desgracias y le habló de un niño que vivía practicamente aislado en su casa, en suelo de tierra, y con una rara enfermedad, sin mucho que hacer ya que sólo se podía desplazar reptando por ese suelo.


David me contó, cuando conoció el muy humilde lugar donde vivía Kevin, que la familia de Kevin le ofreció pagar algo:

“Como iba a aceptar dinero, para ellos iba a ser todo lo que tenían y para mí iba a representar casi nada en terminos económicos”


Así que desde el mes de octubre, David comenzó a proporcionarle terapias de forma totalmente desinteresada y gratuita varias veces a la semana. Cuando yo lo conocí en el mes de enero de 2021, Kevin ya podía caminar con ayuda, y reconozco cuando ví ese hecho casi me hizo saltar las lágrimas de la emoción, creo que dije una expresión “pero eso es formidable” “es increible lo que has logrado en tan poco tiempo”

Me interesé como psicólogo también de su estado mental, y hablamos de la importancia de la actitud entre otras cosas, y más con limitaciones físicas y psicológicas, pero sobre todo no pude por menos que felicitar a David por los logros y el gesto de generosidad, si bien realmente los logros son de Kevin que a pesar de todas las limitaciones físicas y mentales pone todo de su parte, su voluntad, esfuerzo y disposición.


Realmente, nunca había conocido un caso así, la entrega de David el teson de Kevin. Lo que más le preocupaba a David en el momento que le conocí, era poder ayudar a que Kevin caminase antes de que ellos marchasen del pueblo, realmente le inquietaba lo que pudiera ser de Kevin en su vida con las limitaciones biológicas y del entorno, de alguna manera se intuía el interés de seguir ayudándolo a que pueda tener un futuro, si bien todas las personas lo merecen, en especial él por su esfuerzo y valor, y claro el cariño del que se hacía ganar.

Ya de regreso a Lima, el 14 de febrero se celebra el día de la amistad, me pareció el momento perfecto para enviar un mensajito a Kevin y Fiorella, me respondieron con la cordialidad habitual en ellos, y les pregunté como les iba, para mi alegría van a venir unos días a Lima, también me dijo David que se habían animado a hacer una campaña de ayuda para Kevin; me emocionó grandemente saber que no sólo David estaba ayudando a caminar a Kevin, sino que finalmente había encontrado la manera de intentar proporcionarle un futuro.

Le pedí que me compartiera el enlace del lugar donde estaba haciendo la campaña, después de esta historia vivida me sentí en la empatía de escribir este pequeño artículo "La historia de Kevin", para difundir y ayudar en David en su proyecto de seguir ayudando a Kevin, es un niño con necesidades reales, y David se de buena tinta que está haciendo todo lo humanamente posible para ayudarle, “ y lo está consiguiendo”.


Les traslado esta historia con la intención de que se difunda y quién lo sienta así, que colabore en lo que pueda. Hago constar, que es una ayuda que auténticamente va a dar sus frutos, en un ser humano con una voluntad increíble, y a pesar de sus limitaciones psicológicas y físicas, una demostración de fe inconmensurable hacia la vida.


https://youtu.be/eoKYFkyY2x4


Doy gracias a David y Fiorella, por haberme compartido su hermosa compañía, así como gozar del favor de participar en esta maravilla historia que les comparto, de la que ahora soy un mero eslabón en esta cadena de un afecto compartido de compasión humana, y de esperanza en la humanidad.


Me hace pensar, que siempre podemos hacer algo por los demás y por nosotros, quizás si vemos a nuestro alrededor con una mirada altruista lo descubramos.


La historia de Kevin y David además de ser una muestra que nos inspira a la solidaridad,

supone en estos tiempos una lección de sencillez, amor y esperanza. Quizás Kevin de forma mitológica saca su fortaleza de los pumas que habitaban esta región, en el kay pacha. Esta historia nos muestra que las ocasiones surgen siempre que tengamos la confianza y esperanza de que cada momento es una oportunidad.




Quién soy, Formación, Bienvenid@, Artículos, Contacto

520 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo