De que están hechos los sueños, tinta, oro, esperanza… y símbolos


Autor: Felix Larriba Catalán

Artículo publicado en la revista Sentidos, n 30 último trimestre 2021



El comisario ( Miguel de Cervantes ) se separó de él y apartó la mirada por un instante, pestañeando como si el fuerte viento le hubiera metido algo en el ojo. Carraspeó.

- ¿Que hay de vos, Sancho? ¿Habéis descubierto cuál es la materia de los sueños ?

- Maese Guillermo ( Shakespeare ) creía en la tinta que da forma a las historias. Yo en oro que da los medios para realizarlas. Y vos en la esperanza que nos lleva a cumplirlas.

Sancho se volvió a hacia Clara, que le dedicó una sonrisa suave y seductora, y una mirada tan cristalina y brillante como la mañana…

- ¿y bien? ¿Cuál es la respuesta?

- ¿Por qué no las tres, don Miguel?- respondió Sancho. Luego se volvió para besar la mano de Clara- ¿Por qué no ésta?


Sueños como puerta de acceso al autoconocimiento


La respuesta de Sancho, en la novela “la leyenda del ladrón”, un relato épico de aventuras, incluye al amor en las otras tres respuestas, tinta, oro y esperanza.

Este artículo, es el primero de una secuencia en la que abordo los sueños como materia de creación y autoconocimiento. En la presentación del V Congreso Internacional de Logoterapia y Tanatología “Una visión evolutiva del cambio en el desarrollo personal y el autocrecimiento, facilitando el cambio y la sincronicidad” (del que dispones de un resumen en mi blog), cité el sueño como una aportación del inconsciente desde los que descubrir potenciales del ser y el desarrollo personal, sirva este breve texto como una aproximación, si bien en el mismo no vamos a tocar el aspecto onírico del dormir, que se desarrollará en siguientes artículos.


Cada uno de los personajes respondía a la pregunta, con que están hechos los sueños Con su propia contestación, tomando las tres, la tinta del personaje de Shakespeare (en la novela ) como materia en la que se proyectaba a través de la narración; la de Miguel de Cervantes, la esperanza; y la de Sancho el oro, como acción necesaria para lograr el valor, en aquella época el oro representaba el valor por excelencia, sin embargo amplía luego Sancho…¿por que no esta ?, refiriéndose a Clara, su propósito de vida, en su caso el amor.

Hay que añadir, sin ánimo de spoilear la novela, que a Sancho la venganza no le había proporcionado el placer que suponía le iba a reportar, después de tantas peripecias para lograrla.

Encontramos la esperanza a tientas y la cultivamos en la base de la confianza en esta existencia, en lo sagrado para las personas espirituales. La esperanza no es tanto una creencia, como a veces ocurre con la fe ciega o una determinada ideología, con las que revestimos nuestro carácter para ir por la vida, es más una como una sensación con la que proyectarnos hacia el futuro y con la que nos deslizamos en el presente, entre la duda y cierto optimismo, en algún momento de este equilibrio optamos por lo segundo; en esta balanza simbólica, permitimos que sean las expectativas positivas las que inclinen el peso hacia la esperanza, el optimismo frente al desaliento.

La esperanza conlleva cierta acción como fórmula para lograr el valor, el oro, la esperanza no es ciega, en el mito griego “la caja de pandora” encontramos el origen y verdadero sentido de la palabra esperanza.

Hoy en día, «abrir una caja de Pandora» significa hacer una acción en apariencia pequeña o inofensiva, pero que puede traer consecuencias catastróficas, sin embargo de esta historia surgió la expresión «La esperanza es lo último que se pierde», ya que una vez que todos los males salieron de la caja que le había regalado Zeus a Pandora en su boda, cuando esta la abrió, descubrió que cuando atinó a cerrarla, solo quedaba en el fondo el espíritu de la esperanza, el único bien que los dioses habían metido en ella.

La esperanza, de alguna manera, nos acerca al éxito, al poder o a cierta indolencia, cuando la misma no la acompañamos de acción en la medida que fortalece la voluntad de avanzar en una dirección.


La necesidad compulsiva del éxito, de poder o de placer, nos puede identificar como líderes, exitosos, importantes o nihilistas, y esta es la tinta con la que construimos la narración de nuestra vida.

Una autodefinición, que complementaria a otros valores personales, no es necesariamente negativa, puede ser útil en el ejercicio de nuestros roles, pero también puede crear vidas paralelas pe. en las redes sociales, representando personajes virtuales que influyen en la narración de quienes somos, contribuyendo a la desconexión de quienes somos en realidad.


De alguna manera, esta o estas narraciones pueden llegar a conformar el carácter de forma rígida, cuando esta identificación es excesiva llega a eclipsar otros valores más humanos, inflexibilizar peligrosamente la personalidad con rasgos que pueden provocar malestar o condicionarla identidad hacia un deterioro social, laboral u otras áreas importantes del funcionamiento, invadiendo nuestros sueños, de poder, éxito, codicia, dominación, entrega ciega a otros,…, que de alguna manera nos acercan a la enfermedad y al sufrimiento propio o ajeno.


Cada momento es de oro para los que lo saben ver como tal”

Henry Miller




Es en la experiencia donde los valores se expresan, encontrar el oro que supone descubrirlos, nos proporciona la posibilidad de encontrarnos. Quizás sea esta la verdadera piedra filosofal de la alquimia, antes que muchos alquimistas se inclinaran por la química, abandonando la búsqueda de la piedra filosofal una sustancia que convierta los metales en oro y, en el proceso, logre salvar su alma, su arte sagrada era, claro está, la alquimia.

Escribía Borges,

"mientras cree tocar enardecido/

el oro aquel que matará la Muerte,/

Dios, que sabe de alquimia, lo convierte/

en polvo, en nadie, en nada y en olvido"

La personalidad no es un constructo inamovible, forma parte del caracter, y este es moldeable, (transmutar la piedra en oro ) podemos usar la tinta para reescribirlo, sin embargo, cuanto más “fijo” o “rígido” sea el apego al concepto de uno mismo, más tiempo se requerirá para cambiarlo.


Explorar las siguientes áreas (ampliadas en el menú desarrollo personal), que enumero a continuación, puede servirte de aproximación a como se expresa tú caracter, y puede revelar la existencia de esquemas inadaptados de la infancia, a la vez que orientarnos para proyectarnos en el futuro, para escribirlo con tinta de oro ( en palabras del personaje citado):

  • Las relaciones: ¿Cómo deseas que sean las relaciones que quieres tener en tu vida?

  • Tú autonomía: ¿Cuál es tu nivel óptimo de independencia?

  • Autoestima. Al igual que la autonomía, la autoestima proporciona un contexto de libertad. A pesar de sentirte bloqueado en algún momento de tu vida, tú eres libre por naturaleza. La imperfección y el fracaso como trampas vitales son las que impiden que tengas una mayor autoestima, y puedas aceptar lo que eres en esencia.

  • Autoafirmación y autoexpresión. Es decir, pedir para poder satisfacer tus propias necesidades y expresar tus sentimientos. La pasión, la creatividad, la alegría y la diversión pueden ayudar a hacer que la vida sea digna de vivir.

  • Preocupación por los demás, sentimiento de pertenencia y unión a algo más grande que uno mismo. Uno de los aspectos más gratificantes de la vida es aprender a dar a las demás personas y empatizar con ellas. Si la grandiosidad como trampa vital te describe, tienes dificultades en mostrar preocupación por las personas que te rodean.


El inconsciente se comunica con símbolos, los sueños, además de contenidos, imágenes, en definitiva, contienen mensajes interesantes en aras de develar potenciales de autoconocimiento, sentido y acción a través del elemento onírico, te invito a que visites el blog de mi página “Www.psicologiaenergetica.net”, para descubrir el cómo, en los sucesivos artículos sobre el tema.

Si te suscribes, además de recibir en tu correo la información de forma gratuita cuando se publique, obtendrás de por vida la primera sesión con un descuento del 50%.


Tanto el análisis de los sueños como la Terapia de Regresión y Vidas Pasadas, son dos técnicas de acceso al inconsciente a través del subconsciente, que con un Terapeuta Cualificado, pueden serte de utilidad para conocerte y sanarte.



Alguna bibliografía

Jurado J.G. (2012). la leyenda del ladrón. Penguin editorial

Borges J.L.(1977).Poema el alquimista.Emecé Editores

Sallie Nichols (1980).Jung y el Tarot. Editorial Kairós

Irvim D. Yalom. El Don de la Terapia. Editorial Emece

Larriba F. (en edición). Mtc con acupuntura laser, sistema de comprensión y método práctico para la salud, una aproximación a la psicoterapia desde la Psicología energética y humanista,

www.psicologiaenergetica.net

285 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo
Suscríbete a nuestro boletín, Su correo electrónico NUNCA será compartido ni vendido y puede cancelar su suscripción fácilmente en cualquier momento.

¡ Su suscripción se a confirmado !